981 94 70 09
info@zonasalud.eu

Consejos sobre calzado y plantillas

13/12/2011  |  Consejos
  • Consejos Sobre Calzado Y Plantillas 1/1

Sobre el calzado…

A la hora de comprar un zapato mira siempre la longitud basándote en el dedo más largo del pie, que no siempre es el dedo gordo.
Fíjate siempre en:

  • Que sea de piel.
  • Que se adapte al ancho que tu pie necesita.
  • Que tenga un buen contrafuerte para dar estabilidad
  • Que los dedos puedan moverse dentro del zapato.
  • Preferiblemente que sean de cordones o velcro para que se adapte mejor al pie.
     

El tacón del calzado no debe exceder los 2-3cm en los hombres y los 3-4cm en las mujeres. Deben ser siempre de base ancha o, preferiblemente cuña. El calzado plano no es tampoco aconsejable.

Los zapatos de piel deben dejarse secar de forma natural sin usar secadores ya que deterioran la piel.

Compra los zapatos a última hora del día, tus pies son más anchos en esos momentos..

Nunca compres un zapato apretado pensando en estirarlo con el uso. Eso puede traerle problemas a tus pies.

Las zonas de costuras en el zapato son los puntos más fuertes y donde el zapato jamás va a adaptarse. Fíjate bien donde coinciden y si te molestan.

Utiliza el calzado adecuado para cada actividad. Cada deporte tiene un calzado específico adaptado a las necesidades del terreno y al gesto deportivo.

Con el buen tiempo puedes llevar sandalias o chanclas, eso dará un respiro a tus pies. No abuses de las sandalias que no se fijan al pie y que son demasiado planas. Si vas a caminar ponte un calzado más adecuado.


Si llevas plantillas…

Puedes limpiar tus plantillas con toallitas para los bebés o con un paño impregnado en alcohol.

Las plantillas necesitan un mantenimiento. Acude siempre a las revisiones que te marque tu podólogo y si notas cualquier deterioro en las plantillas no esperes, acude cuanto antes.

Antes de empezar a usar las plantillas asegúrate que se adaptan bien al calzado. Si queda mal colocada puede ser perjudicial.


Para caminar…

Prepara tu piel para caminar hidratándola diariamente y muy especialmente la semana antes de empezar a caminar.

Para evitar las ampollas aplica vaselina antes de empezar a caminar y protege las zonas donde creas que te pueden molestar el calzado.

Si el terreno es irregular utiliza botas altas de montaña para proteger tus tobillos.

Puedes poner por debajo del calcetín de algodón otro de material sintético (ejecutivos) para evitar el roce y los efectos del sudor.

Cambia los calcetines las veces que creas necesarias e intenta evitar que tengan costuras.