981 94 70 09
info@zonasalud.eu

Disfagia

04/04/2014  |  Logopedia
  • Disfagia 1/1

¿Qué es?

La disfagia es la dificultad o molestia al deglutir alimentos o bebidas, desde que el alimento (sólido o líquido) es introducido en la cavidad oral hasta que llega al estómago.  Para comprender mejor la disfagia es necesario partir del conocimiento de cómo funcionaría una deglución normal. La deglución se divide en cuatro fases:

  • Fase preparatoria oral: comienza con la introducción del alimento en la cavidad oral, donde se estimula la segregación de saliva y se mezcla con el alimento que es triturado mediante la masticación formando el bolo alimenticio.
  • Fase oral: de manera voluntaria los labios se cierran y la lengua propulsa el bolo hacia atrás, a la faringe (parte superior del tubo que lleva el bolo al estómago), donde se provoca el reflejo de deglución.  
  • Fase faríngea: una vez que se ha producido el reflejo y el alimento pasa a la faringe, el acto deglutorio pasa a ser involuntario. Se eleva el velo del paladar, evitando regurgitación nasal; se adelanta, se eleva y se cierra la laringe, evitando también que el alimento se introduzca en las vías respiratorias y los pulmones. Los reflejos, la acción presórica, las contracciones musculares de la faringe y la acción de la gravedad provocan que el alimento descienda hacia el esófago, al esfínter esófagico superior.
  • Fase esofágica: esta fase comienza con el cierre del esfínter esofágico superior y por medio  de movimientos musculares el alimento va a descender de manera involuntaria e inconsciente hacia el estómago.

Si se apreciase un problema en una o varias fases sería un indicativo de que el proceso de deglución no está funcionando bien o existe algo que se lo impide. 


Tipos de disfagia

Según la localización la disfagia puede ser orofaríngea o esofágica. Se clasifica como disfagia orofaringea cuando la dificultad para deglutir ocurre durante una o varias de las 3 primeras fases de la deglución y la disfagia esofágica cuando la dificultad ocurre en la última fase. 


¿Cuáles son sus causas?

La disfagia puede producirse por una alteración en la estructura que obstaculiza el paso del bolo o bien por una alteración en el funcionamiento.Las causas de la disfagia pueden ser muy variadas, algunas de las más frecuentes son los tumores, los osteofitos cervicales, las enfermedades sistémicas, las enfermedades o lesiones neurológicas, el envejecimiento o  las alteraciones en la apertura de los esfínteres del esófago. 


Algunos signos de la disfagia

  • Dificultad para mantener el alimento y  la saliva en la boca, incluso puede existir escape de alimento por la nariz.
  • Tos antes, durante o después de la deglución.
  • Necesidad de tragar a menudo o de manera fraccionada 
  • Pérdida de peso y malnutrición
  • Incapacidad para reconocer la comida
  • Salivación excesiva
  • NEUMONIA por ASPIRACIÓN  (Aspiración: ocurre cuando el alimento llega a los pulmones. En algunas ocasiones la aspiración es silenciosa, no se tose y puede no haber consciencia de  ello).


¿Cuál es el tratamiento de logopedia?

El tratamiento de logopedia va a estar limitado a la rehabilitación de la disfagia orofaringea.  Por lo general, los objetivos a conseguir son:

  • Controlar y eliminar el riesgo de penetración de alimento en la laringe o aspiración del alimento hacia los pulmones.
  • Reintroducir el alimento por la via oral.
  • Retirar la alimentación enteral (por sonda).

La estrategia terapéutica del logopeda estará determinada por la historia clínica del paciente, la valoración logopédica de la deglución, así como por los resultados de pruebas complementarias realizadas por profesional médico, que deberían ser realizadas ante la sospecha de que exista una alteración en la eficacia o seguridad de la deglución. Algunas de las estrategias son: cambios posturales durante la deglución, cambios de volumen y viscosidad del bolo, maniobras deglutorias y terapia neuromuscular, que incluye estrategias de incremento sensorial.