981 94 70 09
info@zonasalud.eu

Vendajes neuromusculares o Kinesiotape

22/03/2014  |  Fisioterapia
  • Vendajes Neuromusculares O Kinesiotape 1/1

Los vendajes neuromusculares o kinesiotape fueron desarrollados por el doctor japonés Kenzo en 1970 y se han popularizado en la última década del siglo XX. En EE.UU y Europa fueron introducidos posteriormente a trasvés del ámbito deportivo, por lo que han tenido una difusión muy rápida y mediática. Estos vendajes son cintas de tape o esparadrapo elástico. Tienen propiedades similares a las de la piel, pueden ser de diferentes colores y el profesional puede aplicarlos con diferente tensión sobre el paciente. Los beneficios terapéuticos descritos son múltiples:

  • Reducción del dolor/inflamación
  • Mejora de la contracción/relajación muscular
  • Corrección postural
  • Facilitación de la circulación sanguínea y linfática
  • Aceleración del proceso de reparación de las lesiones


Para conseguir estos beneficios terapéuticos existen numerosas técnicas y posibilidades de aplicación (linfática, postural, muscular, ligamento...) pudiendo combinarse entre si para conseguir efectos complementarios. Los efectos fisiológicos y/o mecánicos que se consiguen con la correcta aplicación de los vendajes  varían en función de la técnica y estructura sobre la que se aplica. Algunas de sus indicaciones son:

  • Estimulación o relajación de musculatura
  • Protección muscular frente a sobreestiramientos
  • Reducción de la fatiga muscular
  • Protección articular
  • Alivio del dolor
  • Reducción de la inflamación
  • Disminución del edema
  • Aceleración del proceso de recuperación del hematoma
  • Aumento del recorrido articular
  • Mejora de propiocepción
  • Corrección de la postura
  • Efecto sobre fascias


No siempre es posible la aplicación de estos vendajes ya que existen contraindicaciones que lo impiden. Debemos saber y tener claro que para conseguir los efectos terapéuticos deseados el vendaje debe ser aplicado con una metodología muy precisa y con unos conocimientos anatómicos profundos. El fisioterapeuta y el podólogo, con formación en aplicación de vendajes neuromusculares, son profesionales capacitados para ello.